¿ NECESIDAD DE ENSAYOS ?

Carousel imageCarousel imageCarousel imageCarousel image

El uso de cemento aluminoso en viguetas prefabricadas se extendió desde principios de los años 50, hasta la prohibición de su uso en viguetas en 1977.

La máxima probabilidad de encontrar viguetas de tipo aluminoso comprende los años que van de 1953 a 1973, que es cuando se utilizó más el cemento aluminoso. Pero esto no quiere decir que todas las viguetas fabricadas en este periodo, lo fueran usando cemento aluminoso, sino que también se usaban otros tipos de cementos que no son susceptibles de desarrollar la aluminosis, aunque pueden presentar otras patologías según su exposición a los diferentes ambientes que pueden dañar éste elemento de hormigón y acero.

En el caso de viviendas en que se sospeche de la presencia de viguetas fabricadas con cemento aluminoso, pero no se tiene la certeza, o no se aprecia ninguna patología avanzada. Se puede llevar a un laboratorio de la construcción unas muestras de algunas viguetas para ensayarlas, y empezar realizando el test combinado de la oxina y los sulfatos.

Se trata de un ensayo con reactivos químicos que pueden determinar la presencia de aluminatos en abundancia y la ausencia de sulfatos para determinar que la vigueta de tipo aluminoso (Resultado Positivo). En el caso contrario se puede concluir que este hormigón no es de tipo aluminoso (Resultado Negativo). Existe la posibilidad de que no aparezcan unos resultados claros o concluyentes, y sea necesaria una determinación más precisa con la técnica de la Difracción de Rayos X.